RicardoCadena_convocatoria
Ciudad de Puebla a 7 de mayo de 2015

En la madrugada del 3 de mayo, según los testimonios que han circulado públicamente Jaid Mothe Hernández, Subdirector de la Policía Municipal de San Pedro Cholula, Puebla, asesinó al joven de 18 años Ricardo Cadena Becerra. ¿De quién es la culpa? Esa es una pregunta que está en el aire, una pregunta que podría guiar la búsqueda de justicia ante un hecho que refleja mucho más que los acontecimientos de esa madrugada en específico.  En el México que vivimos, sobre todo en tiempos electorales, tratar de entender quién o quienes son responsables de un hecho como este y sobre todo para evitar que las condiciones que lo hicieron posible no se repitan pasa a segundo término, lo importante es a quién se le echa la culpa para no perder votos, para evitar que el escándalo salpique a todos los que con sus acciones y omisiones permitieron, nuevamente, que un joven muriera a manos de la policía.

El policía dice que su arma se disparó por accidente, la pregunta que sigue es si al perseguir a un par de jóvenes que pudieran o no estar armados con un gis y que ese gis pudiera o no haber tocado una pared, también desenfundó la pistola por accidente.

La siguiente pregunta es si el desenfundar una pistola ante dos jóvenes desarmados es una ocurrencia, parte de un procedimiento policíaco o lo que es más importante, parte de un ambiente que favorece el abuso de autoridad y la sensación de que por tener un cargo público es posible quedar impune.

¿Qué puede generar ese ambiente? Probablemente contribuya a generar un ambiente así el que en Chalchihuapan, Puebla, un niño de nombre José Luis Tehuatlie Tamayo muriera por un proyectil proveniente de un arma “no letal” en un operativo policíaco sobre el que los responsables materiales permanecen impunes, sobre el que no ha habido una investigación verosímil, y sobre el que ni siquiera ha habido una simple disculpa por parte del Gobierno del Estado de Puebla. Habría que recordar que ese operativo fue el primero que se dio bajo el cobijo de la “Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza por parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado”, mejor conocida y definida como #LeyBala, promovida por la administración de Rafael Moreno Valle, aprobada casi por unanimidad por el Congreso Local.

Abona a ese ambiente el que se convierta a los jóvenes en sinónimo de delincuentes potenciales y se apruebe una ley que define las formas de expresión como el pintar una pared “sin permiso” como delito grave, como es el caso de la reforma al Código Penal del Estado Libre y Soberano de Puebla (a los artículos 185, 413 Bis, se adiciona el 413 Ter; el apartado O del artículo 69 y se reforma el inciso d), de la fracción III, del apartado A del artículo 248), mejor conocida y definida como “Ley Antigrafiti”, propuesta por el diputado Eukid Castañón (presuntamente muy cercano al gobernador poblano) y aprobada por la gran mayoría del Congreso Local.

Tal vez el desdén que la administración municipal de José Juan Espinosa en San Pedro Cholula ha demostrado ante el descontento provocado por  la construcción del parque de diversiones que, junto con la administración de San Andrés Cholula y el gobierno estatal, pretenden construir en los terrenos que rodean la pirámide de Cholula, se sume a la idea de que quien tiene algún cargo de poder público está por encima del ciudadano común.

Tal vez todo lo anterior junto con el hecho de que el desprecio es la forma de relación de prácticamente todos los gobiernos con la mayoría de sus representados haya hecho que Jaid Mothe Hernández al ver a dos jóvenes que pudieran o no estar pintando una pared, sintiera que podía desenfundar su Glock 9 milímetros y que las posibles consecuencias  podrían quedar en el olvido y en la impunidad, no por alguna razón en particular, sino porque en México y en Puebla así ocurre.

El asesinato del joven Ricardo Cadena Becerra es un símbolo muy doloroso, es un síntoma del odio que Rafael Moreno Valle y un reducido sector de la sociedad en Puebla le tienen al 99% de los poblanos, a los de abajo, a los que les estorban, a los que les urge quitar del paisaje para presuntamente hacer “progresar” al Estado de Puebla. Un desprecio que las obras de la administración estatal por sí mismas reflejan, una política de absoluta displicencia por la gente. Las leyes que promueven la violencia, las reformas que criminalizan a los jóvenes, el encarcelamiento indiscriminado de personas que se oponen a los proyectos gubernamentales, los afanes de control absoluto, empiezan a tener las características de una política de limpieza social que ya está acumulando muertes.

¿Qué delito es más preocupante y necesario evitar, el del “grafitti” o el de “homicidio”? ¿Quién es el criminal, el que desde el poder se determina o el que es definido por sus crímenes? ¿De qué sirven los castigos ejemplares a chivos expiatorios mientras los responsables de favorecer la violencia quedan impunes?

¿De quién es la culpa, del gis que pudo o no estar ahí, del joven que tal vez lo sostenía, de la bala que le atravesó la nuca, de la pistola que la disparó, del policía que la desenfundó, del que le dio la pistola al policía y lo hizo policía, de los legisladores que aprobaron leyes que convirtieron a los gises y las paredes en delitos y a los jóvenes en criminales potenciales, del diputado o gobernador que la propuso, de quienes estimulan y apoyan una política de limpieza social y sueñan con una sociedad de mirreyes y sirvientes, de quienes miran la tragedia y la dejan perpetuarse?

Estás son preguntas que no podemos dejar de hacernos, son hechos que no podemos dejar pasar.

Desde el Nodo de Derechos Humanos nos sumamos e invitamos a sumarse a la protesta de este sábado 9 de mayo a las 4pm de manera simultánea en Puebla (Panteón Guadalupe de Cholula), Distrito Federal (Metro Sevilla – Ángel de la Independencia), Guadalajara (Parque Rojo) y Nueva York (Union Square Park) para exigir justicia a #RicardoCadena

Nodo de Derechos Humanos

¿La noche de Iguala como modelo de orden para Puebla?

Posted by nodho on February 9th, 2015

¿La noche de Iguala como modelo de orden para Puebla?

9 de Febrero de 2015

La brutal agresión del domingo 8 de febrero en contra de integrantes del Colectivo Universitario por la Educación Popular (Cuep) que se encontraban en la acampada del Zócalo de la Ciudad simplemente para impartir cursos de preparación para el examen de admisión de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) refleja un aumento en la brutalidad policíaca en Puebla, no sólo por la intensidad de los golpes y la gravedad de las lesiones que sufrieron los estudiantes, la agudización de la violencia se ve en un conjunto de elementos estratégicos que hacen que el desalojo y la agresión se asemejen más a una acción violenta de un comando del crimen organizado que a un operativo de seguridad, es decir que la policía cada vez tiende a actuar más como un grupo de sicarios que como una fuerza de seguridad.

Es alarmante que después de lo que se hizo brutalmente evidente en Iguala con la desaparición de los 43 estudiantes del a Normal Rural de Ayotzinapa, con esa herida aún sangrando, los gobiernos y los cuerpos de policía de otros lugares no replanteen sus estrategias y actitudes para enfrentar el creciente y legítimo descontento social, para ver  la necesidad de que los espacios públicos sean espacios de encuentro, expresión y debate, pareciera que más bien retomaron el ejemplo de la pareja Abarca y de aquella sangrienta noche de septiembre para convertirlo en un paradigma de la relación entre el gobierno y los ciudadanos, en particular los jóvenes y estudiantes, en una forma de imponer una especie de “orden” ornamental.

Es alarmante que en el desalojo los agresores no portaran uniforme ni algún distintivo visible que los acreditara como elementos de alguna corporación policíaca; que la policía poblana en lugar de mantener la seguridad del Zócalo permitiera que un numeroso grupo de choque armado con varillas, machetes y tubos pudiera golpear impunemente a quienes se encontraban en el Zócalo de manera pacífica.  Es terrible que frente al palacio de gobierno de Puebla el grupo de choque pudiera secuestrar a ocho jóvenes, torturarlos para después dejarlos en las afueras de la ciudad. Es trágico que lo ocurrido con los 43 estudiantes de Ayotzinapa se utilice como ejemplo para generar terror en los jóvenes, para torturarlos. No es sorprendente, pero sí muy preocupante, que el gobierno Municipal de Antonio Gali y el estatal de Rafael Moreno Valle no sólo no haya impedido la agresión (si es que no la ordenaron), sino que en lugar de condenar los hechos de violencia contra los estudiantes e iniciar una ágil investigación de los hechos mantengan un silencio sepulcral.  Es triste que la BUAP no apoye las acciones de estudiantes que trabajan voluntariamente para apoyar a otros jóvenes que buscan tener una formación universitaria y se limite a emitir un comunicado ambiguo ante la agresión a sus alumnos.

Después de Chalchiuapan, de la muerte de José Luis Alberto Tlahuitle y los lesionados de aquel brutal episodio; después de Iguala, de los jóvenes muertos y de los 43 aún desaparecidos; después de toda la violencia que se vive y crece en el país, en Puebla las estrategias de seguridad pública empiezan a parecerse a las estrategias de terror de los cárteles del narcotráfico.

Desde el Nodo de Derechos Humanos exigimos que las autoridades estatales y municipales expliquen su relación con el grupo de choque y que tomen acciones claras y contundentes para evitar que hechos como este vuelvan a ocurrir.

Nodo de Derechos Humanos

#LeyAntiMarchas

EL DERECHO A LA MOVILIDAD AL SERVICIO DE LA REPRESIÓN

El grito de #AyotzinapaSomosTodos ha crecido y aglutinado las rabias de todo un país que padece una violencia cotidiana que quienes ejercen el poder del Estado no solo no han frenado sino que en muchos caso la favorecen.  El grito acumulado por los niños quemados en la guardería ABC; por los migrantes asesinados y desaparecidos;  por los despojos de territorios indígenas y urbanos en favor de grandes empresas privadas; por los constantes asesinatos y masacres en todo el país; por las políticas económicas que polarizan cada vez más; por las muchas casas blancas con las que los funcionarios públicos hacen de la injusticia un palacio de cinismo;  por los incesantes agravios del poder; ese grito se ha transformado en el #YaMeCansé con el que México y el mundo responden a la incompetencia y mezquindad de una clase política incapaz de reconocer que fracasó en su obligación de representar al pueblo, una clase política que ejecuta cotidianamente estrategias para ocultar la realidad, para mantener funcionando un sistema en donde el “orden institucional” existe al mismo tiempo como poder público que como crimen organizado.

El gobierno federal y los gobiernos estatales, en lugar de buscar herramientas jurídicas y políticas para tratar de enmendar sus errores y pagar por sus crímenes, para tratar de desarmar el sistema de corrupción que es el poder público en México, hace todo tipo de acrobacias políticas, mediáticas y jurídicas para que sean aquellos que sufren sus injusticias quienes además paguen el precio de las mismas, buscando formas para poder reprimir con la misma brutalidad pero sin consecuencias legales o políticas, para profundizar aún más este sistema de corrupción e impunidad.

La estrategia de Peña Nieto en Guerrero consiste en una mayor militarización y en la construcción de un nuevo cuartel militar en Iguala, lo que parece más un plan de contrainsurgencia que de seguridad, sobre todo cuando aquel 26 de septiembre el ejército, cuando menos no tuvo la capacidad o la voluntad de evitar o detener la tragedia. Desde la clase política proponen crear una fiscalía anticorrupción, para sumarla a la infinidad de fiscalías especiales para todo tipo de tragedias que maquillan más de lo que resuelven. Además, a nivel nacional promueven una reforma constitucional que sienta las bases para justificar la represión de manifestaciones usando oportunistamente el discurso del derecho a la “movilidad universal”. Abriendo la puerta a más leyes como la #LeyBala en Puebla o la Ley de Movilidad de la Ciudad de México y dando pie a más tragedias como la de José Luis Alberto Tlahuitle Tamayo (en Puebla) y Juan Francisco Kuykendall (en el Distrito Federal).

La preocupación de Enrique Peña Nieto, de los gobernadores y legisladores es clara, no es por resolver la profunda crisis que vive el país, sino por cómo contener la indignación y la rabia que crece en las calles y en todos los rincones de México, en sus palabras para “dejar atrás el dolor” y seguir con los negocios pendientes para “mover a México”.  Lo que buscan realmente es cegar los ojos del mundo y cortar los dedos que los señalan y los denuncian.

Con la reforma al artículo 11 Constitucional se garantiza “el derecho de toda persona a la movilidad universal” abriéndose así un riesgo a que la movilidad de las personas se ponga por encima del derecho a la libre manifestación y expresión. Con la reforma al artículo 73 Constitucional se faculta al Congreso para expedir leyes que reglamenten la movilidad universal y la garanticen, lo que abre la posibilidad de que en una ley reglamentaria se restrinja aun más el derecho a la protesta.

Hace unos meses en las leyes antiprotesta aprobadas en el Distrito Federal, Quintana Roo, Chiapas y la #LeyBala en Puebla se veían visos de lo que ahora pretenden con la reforma a los artículos 11 y 73 de la Constitución. Se notaba que la tendencia era que en los estados se aprobaran leyes que permitieran “por fin” ilegalizar las marchas y en algunos casos (como el de Puebla) legalizar la agresión por parte de la policía a los manifestantes.  En esto, la estrategia del gobierno federal  parece ser lanzar iniciativas de represión y lograr que los estados asuman los costos políticos de su ejecución (porque los gobiernos locales están lo suficientemente ávidos de reprimir). No será difícil saber cuáles serán las aplicaciones e implicaciones locales de estas reformas, después de escuchar las declaraciones del gobernador de Sinaloa que para referirse a detenciones durante protestas habla de “levantones”; después de ver el empecinamiento del gobierno de Rafael Moreno Valle por jugar una caprichosa partida de “monopoly” con todo el estado de Puebla a costa de brutales e ilegales despojos, detenciones arbitrarias, prisión política y represión constante;  después de ver que este país está repleto de Abarcas en todos los niveles de gobierno, en todos los ámbitos institucionales.

Una característica del Estado en México es que las leyes rara vez operan cuando se trata de exigir justicia, de defender al débil; sin embargo son increíblemente eficaces cuando se trata de despojar territorios, de reprimir al que protesta, de proteger al poderoso. Ese uso discrecional de la ley permite que los “derechos” no solo no sean exigibles sino que se utilicen para coartar y violentar aún más nuestros derechos. Por lo tanto las leyes no garantizan derechos, permiten y legalizan violaciones a estos. Por eso mismo es importante no dejar pasar estas nuevas reformas, es necesario evitar que en estos momentos se aprueben este tipo de modificaciones. Por ello una de las herramientas que tenemos a la mano es presionar a los senadores que en los próximos días rediscutirán estas modificaciones constitucionales.

Nodo de Derechos Humanos

www.nodho.org
comunicación@nodho.org
Tw: @nodho
Fb: /nodo.derechos.humanos

Esta carta fue entregada a los familiares de los 43 normalistas desaparecidos durante la marcha del 20 de Noviembre en la Ciudad de México. (además de algunas firmas que se sumaron en los últimos días).

Nuestro dolor y nuestra rabia

¿Cómo seguimos caminando en esta nueva etapa?

Desde el 26 de septiembre de 2014 México se vio a sí mismo y el mundo nuevamente volteó a ver una realidad ya inocultable que se hizo presente de la forma más terrible. Iguala es el lugar en el que el México de dolor y muerte ya no pudo evadir su realidad, el lugar que ha llenado al mundo entero de indignación, el lugar en el que el secreto a voces se convirtió en un grito de dolor y rabia.

43 estudiantes desaparecidos, tres estudiantes asesinados, dos jóvenes deportistas asesinados, una mujer asesinada. Todos ellos asesinados y desaparecidos en Iguala, todos ellos asesinados y desaparecidos  por el Estado.  Todos ellos asesinados y desaparecidos por el pacto de impunidad de la clase política.

Pero ahora resulta insuficiente hablar de impunidad porque las instituciones que debían de ejercer justicia no solo no lo hacen sino que se protegen a sí mismas de sus propios delitos, en realidad estamos ante un sistema que siempre encuentra cómo y a quién castigar de manera ejemplar y espectacular (culpable o inocente) para así poder mantener intactos al gran negocio de la corrupción y a las brutales estructuras de poder que mantienen al país entero sumergido en la violencia.

En México el sistema no está corrupto, la corrupción es el sistema. No es que el Estado se esté llenando de vacíos, sino que esos que parecen vacíos están llenos de la nueva mutación del Estado Mexicano: el Narco-Estado. La pareja Abarca es una terrible muestra de la vinculación entre gobierno y crimen organizado, pero lo más terrible es que no son la única o la peor muestra de ello, son precisamente una muestra de lo que son ahora las instituciones en México. Iguala, los muertos, los 43 estudiantes de Ayotzinapa son igualmente la terrible evidencia de que las acciones de este Narco-Estado no sólo son de contrainsurgencia, no sólo buscan la criminalización de la protesta, buscan el control a través del terror, buscan el genocidio de la esperanza.

En este México quebrado, seguridad significa vivir aterrado rodeado de militares y policías, vigilado constantemente. En este México quebrado, los aparatos de derechos humanos se utilizan para asegurarse de que los verdaderos agresores evadan la justicia y puedan seguir agrediendo.

En este México quebrado, al ex–alcalde de Iguala, José Luis Abarca, se le acusa de varios delitos, pero no del que implica reconocer la responsabilidad del Estado, el de desaparición forzada.

En este México quebrado, a María de los Ángeles Pineda se le dan 40 días de arraigo, y a Noemí Berumen Rodríguez, encubridora de la pareja acusada, la dejan en libertad, mientras quienes se oponen al sistema, quienes defienden la tierra, quienes exigen justicia, quienes se solidarizan con las familias de los  43 estudiantes desaparecidos por el Estado, quienes estallan de indignación, son inmediatamente encarcelados.

En este México quebrado el poder se escandaliza cuando alguien quema una puerta de madera,  pero para los cientos de miles de muertos, para los miles de desaparecidos, para los desplazados, solo hay montajes mediáticos, largos procesos burocráticos y falsas condolencias, pero nunca justicia.

El mensaje que hay detrás de la forma en que hicieron todo en Iguala, detrás de los miles de muertos y desaparecidos en todo México, es que ninguna vida vale, que desde esas “nuevas instituciones” la muerte es la forma de gobernar.

Por todo esto, después de que el mundo ha esperado una respuesta acerca del paradero de los 43 normalistas desaparecidos a partir de una investigación rigurosa, es indignante y doloroso que los encargados de hacerla no solo estén  mostrando incompetencia, sino una impresionante falta del más mínimo respeto a los familiares de las víctimas y a través de ellos a la sociedad toda, porque su única finalidad es la de desviar las investigaciones para ocultar la verdad.

La indignación ha ido creciendo, desbordando plazas, creciendo semana con semana. Las manifestaciones, las acciones, los paros, demuestran que pese a las mentiras, los montajes, las calumnias y las burlas por parte del “Gobierno Mexicano”, siempre ausente cuando se trata de dar respuestas, el pueblo de México y de otras partes del mundo, ha hecho suya la consigna de ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! Se están dando pasos importantes en muchos lugares dentro y fuera de México, en los que rápidamente se ha pasado a los nuevos gritos que resuenan: #NoLesCreemos, #FueElEstado, #YaMeCanse, #AyotzinapaSomosTodos.

En Iguala se hizo visible la lógica política que ha hecho que en nuestro país nos duelan  más de 150 mil muertos y que sigamos  esperando a los más de 20 mil desaparecidos.

Hoy, nos sumamos a la rabia activa de los padres y madres de los estudiantes desaparecidos, hoy les decimos que estamos esperando a que los 43 regresen, no creemos la farsa con la que pretenden dar carpetazo a esta indignación y rabia global. Ayotzinapa es el inicio de algo, que está creciendo en las aulas, en las calles.

Estas últimas semanas se ha gestado un movimiento que tiene muy claro quiénes son ellos, en este nuevo proceso se está perdiendo el miedo, se vuelve imposible quedarse como espectador y se abre la posibilidad de preguntarnos: ¿Cómo hacer  para que esta energía social logre abrir un camino que permita a la sociedad, desde abajo, imponerle al gobierno la verdad con todas sus consecuencias? ¿Cómo seguimos caminando en esta nueva etapa?

Ayotzinapa no sólo le duele a México, le duele al mundo.

Firmas Individuales:

CANADÁ: Naomi Klein; ESTADOS UNIDOS: Noam Chomsky; Michael Hardt; Hugo Benavides (Fordham University);  URUGUAY: Raúl Zibechi; ESTADO ESPAÑOL:  Manuel Castells; Carina Garcia Sanagustin; BOLIVIA: Oscar Olivera; ARGENTINA: Nico Falcoff; COLOMBIA: Dora Muñoz; Constanza Cuetia; ALEMANIA: Sebastian Wolff (Instituto de Investigaciones Sociales, Frankfurt/Alemania);  BRASIL: Kathy Faudry; Jeferson Zacarias; Denise Lopes; Edila Pires; Liliane Bites; Walter Bites;  PAÍS VASCO:  Juan Ibarrondo (escritor); ITALIA: Adele Vigo; Andrea Paletti; Franco Frinco; Carlotta Mariotti; Filipppo Marzagalli; MARRUECOS: Josiane Pastor Rodriguez; FRANCIA: Valentin Gaillard; Mathieu Meyer; Talia Rebeca Haro Barón (PhD Erasmus Mundus Dynamics of Health and Welfare, Ecole de Hautes Études en Sciences Sociales), Michèle Blossier; Patrice Ratheau; Paul Victor Wenner; Myriam Michel; Hilda Leslie Alcocer Martinez; Louise Ibáñez Drillières; Crystel Pinçonnat;  Janie lacoste (profesora); Michel Puzenat; Pierre Banzet; Régine Piersanti; Dominique Mariette; Nathalie Todeschini; Stéphane Lavignotte- pasteur (Movimiento del cristianismo Social); Farid Ghehioueche (Fondateur/Porte Parole de l’organisation Cannabis Sans Frontières); Emmanuel Maillard; Myriam Mérino; Ariane Chottin; Valérie Guidoux; Olivier Vendée; Pierre Picquart (Dr  en Geopolitica Université de PARIS-VIII) ; Antinea Jimena Pérez Castro; Yann Bagot; Emmanuel Rodriguez; Marie Ibanez; Amparo Ibanez; Gilbert Rodriguez; Marie Ibanez; Jacqueline Henry; Catherine Cassaro; Catherine Bourgouin;  Susanna Miglioranza; Sylvie Gauliard; Alain Martinez; Colette Revello; Fatiha Mekeri; Dominique Poirre; Laura Binaghi; Jérôme Bauduffe; Nadia Thomas; Matthieu Texier; Paul Obadia; Vincent Robin; Michel Ibañez; Lise Piersanti; Alain Delprat; Catherine Drillières; Colette Revello; Didier Collot; Marianne Petit; Janine Leroy; Suzy Platiel; Aude Lalande; Mansour Chemali;  Corinne Mazel; Celia Ibañez; Pauline Delprat; Michel Contri; Ali Abadie; Mercedes Cruceyra; José Griault; Annick Laurent; Gérard Henry; Georges Gottlieb;  Janie Lacoste; Michel Ibañez; Pilar Sepulveda;  Rafael Sepulveda; Pascal Ibañez; Patrick Derrien ; Hélène Derrien ; Lia Cavalcanti (directrice de l’association Espoir Goutte d’Or); Catherine Faudry (Chargée de mission – pôle “Collectivités Territoriales” Institut Français); Camille Baudelaire; MÉXICO: Álvaro Sebastián Ramírez (Preso Político y de Conciencia de la Región Loxicha); Francisco Barrios “El Mastuerzo”; Oscar Soto; Alejandro Varas; Raquel Gutiérrez Aguilar; Mariana Selvas Gómez; Guillermo Selvas Pineda; Rosalba Gómez Rivera; Martha Nury Selvas Gómez; María Josefina Perez Arrezola; María José Pérez Castro; José Cervantes Sánchez (estudiante ICSyH BUAP); Rosalba Zambrano; Ana María Sánchez; Tamara San Miguel; Eduardo Almeida; Enrique Ávila Carrillo; Ingrid Van Beuren; Leticia Payno; Cecilia Oyorzál; Ignacio Rivadeneyra; María del Coral Morales;  Oscar Gutiérrez; Gilberto Payno; Celiflora Payno; Víctor Payno; Patricia Emiliano; Beatríz Acevedo; Francisco Sánchez; Agustina Álvarez; Mariana García; Miguel Ortigoza; José Antonio León; Sergio Cházaro; José Hugo Estrada Zárate; Iliana Galilea Cariño Cepeda; Pablo Reyna; Guillermina Margarita López Corral; Ana María Corro; Lorena Diego y Fuentes; Enrique González Ruiz; Ignacio Román; Cecilia Zeledón; Berta Maria Rayas Camarena; Judith Arteaga Romero (maestrante Defensa y Promoción de los Derechos Humanos UACM); Aurora Furlong; José Luis San Miguel; Alma Ugarte; Juan Manuel Gutiérrez Jiménez

Organizaciones:

ESTADO ESPAÑOL: CGT; ASSI (Acción Social Sindical Internaciolalista); Associació Solidaria Cafè Rebeldía-Infoespai – Barcelona; Centro de Documentación sobre Zapatismo (CEDOZ); COLOMBIA: Pueblos en el Camino; ALEMANIA: Gruppe B.A.S.T.A., Munster; BRASIL: CSP-Conlutas –Brasil;  BÉLGICA: Casa Nicaragua-Liège; CafeZ –Liège; CÓRCEGA: Corsica Internaziunalista; PAÍS VASCO:  La Federación Anarquista Ibérica de Euskal Herria (FAI); ITALIA: Associazione Ya Basta! –Milano; Centro Sociale CasaLoca – Milano; Associazione Ya Basta – Padova; Nodo Solidale (Italia y Mexico); Comitato Chiapas “Maribel” – Bergamo; FRANCIA: Les trois passants – Paris; Caracol Solidario – Besançon; Colectivo Grains de sable; Union local de la Confédération Nationale du Travail (CNT31-Toulouse); Secrétariat international de la CNT – Francia; Tamazgha, asociacion berbères-Paris; Comité de solidarité avec les Indiens des Amériques (CSIA-Nitassinan); Groupe de soutien à Leonard Peltier (LPSG-Francia); La Fédération des CIRCs – Paris; Comité Tierrra y Libertad de Lille; Réseau latino-américain de Lille; Émission Torre Latino/Radio Campus – Lille; Comité de Solidaridad con los Pueblos de Chiapas en  Lucha(CSPCL), Paris; Espoir Chiapas – Montreuil; Mut Vitz 13 de Marseille; REINO UNIDO: UK Zapatista Solidarity Network; Dorset Chiapas Solidarity Group; Edinburgh Chiapas Solidarity Group; Kiptik (Bristol); London Mexico Solidarity Group; Manchester Zapatista Collective; UK Zapatista Translation Service; Zapatista Solidarity Group – Essex; MÉXICO: Enlace Urbano de Dignidad; Nodo de Derechos Humanos; Unidad Obrera y Socialista (¡UNIOS!); Unión de Vecinos y Damnificados “19 de Septiembre” (UVyD-19); La Voz de los Zapotecos Xiches en Prisión; Colectivo La Flor de la Palabra; Comité de Solidaridad con Mario González, DF; Colectivo de Profesores de la Sexta; Frente del Pueblo; Serpaj; Colectivo “pensar en voz alta”; UniTierra Puebla; Colectivo Utopía Puebla; Colectivo de Salud adherente a la Sexta; Grupo “Salud y Conciencia”

INTERNACIONALES: La Internacional de las Federaciones Anarquistas (IFA); Federación Anarquista francófona (Francia, Bélgica, Suiza); RED EUROPEA DE SINDICATOS ALTERNATIVOS Y DE BASE: Confederación General del Trabajo, CGT – Estado español;  Union syndicale Solidaires- Francia; Confederazione Unitaria di Base, CUB – Italia; SUD Vaud, Suiza; Confederacion Intersindical – Estado español; Unione Sindicale Italiana, USI – Italia; Intersindical Alternativa de Catalunya, IAC –Catalunya; Confederazione Italiana di Base, UNICOBAS – Italia; Confédération Nationale des Travailleurs Solidarité Ouvrière, CNT-SO – Francia; Transnational Information Exchange ,  TIE – Alemania; Associazione per i Diritti dei Lavoratori Cobas, ADL COBAS – Italia; Solidaridad Obrera, Estado Español; Confédération Nationale du Travail, CNT –Francia; Sindacato Autorganizzato Lavoratori Cobas, SIAL COBAS – Italia; Sindacato Intercategoriale Cobas Lavoratori Autorganizzati, SI COBAS – Italia; ESE –Grecia; Union Syndicale Etudiante Fédération Générale du Travail de Belgique, USE –Bélgica; Ogólnopolski Zwi?zek Zawodowy Pielegniarek i Poloznych, OZZ PIP –Polonia; Ogólnopolski Zwi?zek Zawodowy Inicjatywa Pracownicza, OZZ PIP – Polonia; ORGANIZACIONES ESTUDIANTILES: Solidaires Étudiant-e-s, Francia; Union Syndicale Étudiante, Belgica; SUD étudiants et précaires, Suiza

——————————————————————————–
English
———————————————————————————–

Our pain and our rage

How do we keep on walking in this new stage?

Since the 26th of September 2014 Mexico looked at itself and the world once again turned to see an unconcealable reality that made itself present in most terrible way. Iguala is the place in which the Mexico of pain and death became unable to evade its own reality, the place that has filled the entire world with indignation, the place in which an open secret became a cry of pain and rage.

43 disappeared students, three murdered students, two young athletes murdered, one murdered woman.  All of them murdered and disappeared in Iguala, all of them murdered and disappeared by the State. All of them murdered and disappeared by the pact of impunity of the political class.

Although right now it seems insufficient to speak of impunity because the institutions that should enforce justice not only fail to do so but they protect themselves from their own crimes. In reality we are facing a system that always finds how and who to punish, in an exemplary and spectacular manner (guilty or innocent), in order to maintain intact the great business of corruption and the brutal power structures that keep the entire country submerged in violence.

In Mexico the system is not corrupt, corruption is the system. It is not that the State is filling with vacuums, but that those that seem vacuums are actually filled with the new mutation of the Mexican State: the Narco-State. The Abarca couple is a terrible sample of the link between government and organized crime, but the terrible part is that they are neither the only nor the worst example of it; they are precisely an example of what the Mexican institutions have become. Iguala, the dead, the 43 students from Ayotzinapa are equally the terrible evidence that the actions of the Narco-State are not only those of counterinsurgency, not only do they seek the criminalization of protest, they seek control through terror, they seek the genocide of hope.

In this broken Mexico, security means to live in fear surrounded by soldiers and policemen, constantly under surveillance. In this broken Mexico, the human rights apparatuses are used to ensure that the real aggressors evade justice and are able to continue attacking.

In this broken Mexico, the former mayor of Iguala, José Luis Abarca, is accused of several crimes, but not of the one that implies recognizing the responsibility of the State, that of enforced disappearance.

In this broken Mexico, María de los Ángeles Pineda is given 40 days of precautionary detention, and Nohemí Berumen, the accomplice that hid accused couple, is left free, while those who oppose the system, those who defend the land, those who demand justice, those who show their solidarity with the families of the 43 disappeared students, those who explode with indignation are immediately imprisoned.

In this broken Mexico the powerful are scandalized when someone burns a wooden door, but for the hundreds of thousands of dead, for the thousands of disappeared, for the displaced, there are only media montages, long bureaucratic processes and fake condolences, but never justice.

The message behind the way everything was done in Iguala, behind the thousands of dead and disappeared in Mexico is that no life is of any value, that from those “new institutions” death is the way to govern.

For all this, after having the whole world expecting an answer in regard to the whereabouts of the 43 disappeared students out  of a rigorous investigation, it is outrageous and painful that those in charge of doing it are not only displaying their incompetence, but also an impressive lack of the slightest respect for the victims’ families and through them for society as a whole, because their only goal is to deviate the investigations, to hide the truth.

Outrage has been growing, overflowing the streets, growing week after week. The demonstrations, actions, strikes, come to show that despite the lies, the montages, the slander and mockery from the “Mexican government”, always absent when it comes to giving answers, Mexico´s and the world´s people have made their own the motto: Alive they took them, alive we want them! Important steps are being taken in many places in Mexico and elsewhere, in which quickly new outcries resonate: #NoLesCreemos, #FueElEstado, #YaMeCanse, #AyotzinapaSomosTodos (#WeDontBelieveYou, #ItWastheState, #ImTired, #WeAllAreAyotzinapa).

Iguala made visible the political logic that has taken us to be in mourning for the more than 150 thousand dead and to keep waiting for the more than 20 thousand disappeared.

Today we join the active rage of the fathers and mothers of the disappeared students, today we tell them that we are waiting for the 43 to return, that we do not believe the farce with which they pretend to file this global outrage and rage. Ayotzinapa is the beginning of something that is growing in the classrooms, on the streets.

These past weeks have given birth to a movement that has very clear who they are, in this new process fear is being lost, it becomes impossible to remain a bystander and the possibility arises to ask ourselves: What can we do with this social energy to open a path that can allow society, from below, to impose the truth on the government with all of its consequences?  How do we keep on walking in this new stage?

Ayotzinapa does not only pain Mexico, it pains the world.

————————————————————-
Français
——————————————————-

Notre douleur, notre rage

Et maintenant comment faire pour continuer à avancer dans cette nouvelle

étape?

Depuis le 26 septembre 2014, le Mexique se voit tel qu’il est et le monde à nouveau découvre une réalité que l’on ne peut plus cacher et qui s’est révélée de la façon la plus terrible qui soit. Iguala est le lieu où le Mexique de douleur et de mort ne peut plus ignorer sa réalité, c’est le lieu qui a empli le monde entier d’indignation, c’est le lieu où le secret muet s’est converti en un cri de douleur et de rage.

43 étudiants disparus, trois étudiants assassinés. Tous assassinés et disparus à Iguala, tous assassinés et disparus par l’État. Tous assassinés et disparus par le pacte d’impunité qui lie la classe politique.

Mais désormais il ne suffit plus de parler d’impunité car les institutions qui auraient dû exercer la justice non seulement ne le font pas mais elles se protègent elles-mêmes de leurs propres délits ; en réalité nous sommes devant un système qui trouve toujours comment et qui punir, de façon exemplaire et spectaculaire (coupable ou innocent), afin de pouvoir garder intacts le grand commerce de la corruption ainsi que les structures brutales du pouvoir qui maintiennent le pays entier submergé par la violence.

Au Mexique ce n’est pas le système qui est corrompu, c’est la corruption qui est le système. Ce n’est pas qu’il y ait de plus en plus de vides de l’État, mais c’est que ce qui apparaît comme des vides est en réalité plein de la nouvelle mutation de l’État mexicain : le Narco-Etat.

Le couple Abarca est une terrifiante démonstration du lien entre le gouvernement et le crime organisé, mais le pire c’est que ce n’est pas le seul ni le pire exemple, c’est précisément un exemple de ce que sont devenues les institutions du Mexique. A  Iguala, les 43 étudiants de Ayotzinapa sont également la terrible preuve que non seulement les actions du Narco-État sont contre insurrectionnelles, qu’elles cherchent la criminalisation des luttes, qu’elles cherchent à contrôler par la terreur, qu’elles cherchent le génocide de l’espoir.

Dans ce Mexique brisé, sécurité signifie vivre terrorisé, entouré de militaires et policiers, surveillé en permanence. Dans ce Mexique brisé, les appareils des droits de l’homme sont utilisés pour s’assurer que les véritables agresseurs échappent à la justice et puissent continuer à agresser.

Dans ce Mexique brisé, l’ex-maire d’Iguala, José Luis Abarca, est accusé de nombreux délits, mais pas de celui qui entraînerait la reconnaissance de la responsabilité de l’État, celui de disparition forcée.

Dans ce Mexique brisé, María de los Angeles Pineda est maintenue aux arrêts pendant 40 jours et Noemi Berrument Rodriguez, protectrice du couple accusé, est laissée en liberté, tandis que ceux qui s’opposent au système, ceux qui défendent la terre, ceux qui exigent justice, ceux qui se solidarisent avec les familles des 43 étudiants disparus par l’État, ceux qui éclatent d’indignation, sont immédiatement emprisonnés.

Dans ce Mexique brisé, le pouvoir se scandalise lorsque quelqu’un brûle une porte en bois, tandis que pour les centaines de milliers de morts, les centaines de milliers de disparus, les centaines de milliers de déplacés, il n’y a que des montages médiatiques, de longs procès bureaucratiques, de fausses condoléances, mais jamais de justice.

Le message derrière la façon dont tout a été fait à Iguala, derrière les milliers de morts et de disparus dans tout le Mexique, c’est qu’aucune vie n’a de valeur, et que depuis ces « nouvelles institutions », la façon de gouverner c’est désormais la mort.

Pour toutes ces raisons, après que le monde ait espéré, par une enquête rigoureuse une réponse quant à la situation des 43 normaliens disparus , il est indigne et douloureux de constater que les enquêteurs aient montré non seulement leur incompétence mais également un impressionnant manque du minimum de respect envers les familles des victimes, et à travers elles, envers toute la société, car leur unique objectif est de biaiser les enquêtes afin d’occulter la vérité.

L’indignation a grandi, a débordé les places, croissant semaines après semaines. Les manifestations, les actions, les grèves, démontrent que malgré les mensonges, les montages, les calomnies et les tromperies de la part du « Gouvernement mexicain »,  toujours absent lorsqu’il s’agit de donner des réponses, le peuple mexicain et d’autres parties du monde, ont fait leur le slogan « Vivants ils les ont pris, vivants nous les voulons !”

Dans de nombreux endroits aussi bien au Mexique qu’à l’extérieur du pays, des étapes importantes sont franchies rapidement vers de nouveaux cris qui résonnent # Nous ne vous croyons pas, # C’est un coup de l’État # C’est bon, j’en ai marre, #Nous sommes tous Ayotzinapa.

A Iguala la logique politique est devenue visible, celle qui a fait que dans notre pays 180 milles morts nous font mal et que nous continuons d’attendre plus de 20 milles disparus.

Aujourd’hui nous rejoignons la rage active des pères et des mères des étudiants disparus, aujourd’hui nous leur disons que nous attendons que les 43 reviennent, que nous ne croyons pas à la farce par laquelle ils espèrent balayer cette indignation et cette rage générale. Ayotzinapa est le début de quelque chose, qui grandit dans les salles de classe et dans les rues.

Ces dernières semaines un mouvement qui clairement identifie qui ils sont est en train de naître, dans ce nouveau processus la peur est en train de reculer, il devient impossible de rester simple spectateur et cela ouvre la possibilité de se demander :

Comment faire pour que notre énergie sociale parvienne à ouvrir une voie qui permette à la société, depuis le bas,  d’imposer au gouvernement la vérité avec toutes ses conséquences ? Comment continuer à avancer dans cette nouvelle étape ?

Ayotzinapa ne fait pas seulement mal au Mexique, c’est le monde entier qui a mal.

———————————————————
Italiano
———————————————————-

Il nostro dolore e la nostra rabbia

Come continuiamo a camminare in questa nuova tappa?

Dal 26 settembre 2014 il Messico ha visto se stesso e il mondo è tornato a vedere una realtà ormai inoccultabile che si è palesata nella forma più terribile. Iguala è il luogo nel quale il Messico del dolore e della morte non ha più potuto evadere dalla sua realtà, il luogo che ha riempito d’indignazione il mondo intero, il luogo nel quale il segreto di Pulcinella si è convertito in un grido di dolore e rabbia.

43 studenti scomparsi, tre studenti assassinati, due giovani sportivi assassinati, una donna assassinata. Tutti assassinati e fatti scomparire a Iguala, tutti assassinati e fatti scomparire dallo Stato. Tutti assassinati e fatti scomparire per il patto di impunità della classe politica.

Ma stavolta risulta insufficiente parlare di impunità perché le istituzioni che dovrebbero esercitare la giustizia non solo non lo fanno, ma oltretutto si proteggono dai propri delitti: in realtà siamo dinanzi a un sistema che trova sempre come e chi castigare in maniera esemplare e spettacolare (colpevole o innocente che sia) per poter mantenere intatti l’enorme affare della corruzione e le brutali strutture di potere che tengono l’intero paese sommerso nella violenza.

In Messico il sistema non è corrotto, la corruzione è il sistema. Non è che nello Stato si stiano aprendo dei vuoti, è che quelli che sembrano dei vuoti sono pieni della nuova mutazione dello Stato Messicano: il Narco-Stato. La coppia Abarca è una terribile dimostrazione del vincolo tra governo e crimine organizzato, ma la cosa più terribile è che non ne sono l’unica né la peggiore dimostrazione, ma precisamente proprio di ciò che sono oggi le istituzioni in Messico. Iguala, i morti, i 43 studenti di Ayotzinapa sono la prova evidente che le azioni di questo Narco-Stato non sono soltanto controinsurrezionali, non solo ricercano la criminalizzazione della protesta, bensì ricercano il controllo attraverso il  terrore, ricercano il genocidio della speranza.

In questo Messico distrutto, sicurezza significa vivere atterriti e circondati di militari e polizia, costantemente sotto controllo. In questo Messico distrutto, gli apparati di diritti umani si utilizzano per assicurarsi che i veri aggressori sfuggano alla giustizia e possano continuare ad aggredire.

In questo Messico distrutto, si accusa l’ex-sindaco di Iguala, José Luis Abarca, di vari delitti, ma non di ciò che implica il riconoscimento della responsabilità dello Stato, le sparizioni forzate.

In questo Messico, distrutto, si danno 40 giorni di detenzione preventiva a Maria de los Angeles Pineda, e si lascia in libertà Noemi Berumen Rodriguez, che ha coperto la coppia accusata, mentre chi si oppone al sistema, chi difende la terra, chi esige giustizia, chi solidarizza con le famiglie dei 43 studenti fatti sparire dallo Stato, chi prorompe in indignazione viene immediatamente incarcerato.

In questo Messico distrutto il potere si scandalizza quando qualcuno brucia una porta di legno, ma per le centinaia di migliaia di morti, per le migliaia di scomparsi, per gli sfollati, ci sono solo montature mediatiche, lunghi procedimenti burocratici e false condoglianze, ma mai giustizia.

Il messaggio che sta dietro al modo con il quale è stato orchestrato tutto quanto a Iguala, dietro le migliaia di morti e scomparsi in tutto il Messico, è che nessuna vita ha valore, che da queste “nuove istituzioni” la morte è la forma di governo.

Pertanto, dopo che il mondo ha aspettato una risposta a proposito di dove siano finiti i 43 normalisti scomparsi, che venisse da un’indagine rigorosa, causa indignazione e dolore che gli incaricati a svolgerla non solo si stiano dimostrando incompetenti, ma stiano anche dimostrando un’impressionante mancanza del benché minimo rispetto verso i familiari delle vittime e attraverso di loro verso la società intera, perché il loro unico fine è depistare le indagini per occultare la realtà.

L’indignazione ha continuato a crescere, traboccando dalle piazze, crescendo di settimana in settimana. Le manifestazioni, le azioni, gli scioperi, dimostrano che al di là delle menzogne, le montature, le calunnie e lo scherno da parte del “Governo Messicano”, sempre assente quando si tratta di dare risposte, il popolo del Messico e di altri luoghi del mondo ha fatto sua la parola d’ordine “vivi se li sono presi, vivi li rivogliamo!”. Si stanno facendo passi importanti in molti luoghi dentro e fuori dal Messico, secondo le nuove grida che risuonano: #NoLesCreemos, #FueElEstado, #YaMeCanse, #AyotzinapaSomosTodos.

A Iguala si è resa visibile la logica politica che ha fatto sì che nel paese si debbano soffrire più di 150mila morti e che continuiamo ad aspettare più di 20mila desaparecidos.

Oggi, ci associamo alla rabbia attiva dei padri e delle madri degli studenti scomparsi, oggi diciamo che stiamo aspettando che i 43 tornino a casa, e che non crediamo alla farsa con la quale pretendono di insabbiare questa indignazione e rabbia globale. Ayotzinapa è l’inizio di qualcosa, che sta crescendo nelle aule e nelle strade.

In queste ultime settimane è avvenuta la gestazione di un movimento che ha ben chiaro chi sono lorsignori, in questo nuovo processo si sta perdendo la paura, diventa impossibile far da spettatori e si apre la possibilità di chiedersi: come fare in modo che questa energia sociale riesca ad aprire un cammino che permetta alla società, dal basso, di imporre al governo la verità con tutte le sue conseguenze? Come continuiamo a camminare in questa nuova tappa?

Ayotzinapa non duole solo al Messico, duole al mondo.

———————————————————
Português
———————————————————-

Organizações e indivíduos duma quinzena de países por #Ayotzinapa
Como vamos continuar a caminhar nesta nova etapa?

Desde o dia 26 de Setembro de 2014 o México viu-se a si mesmo e o mundo voltou novamente a ver uma realidade já inocultável que se tornou presente da forma mais terrível. Iguala é o lugar em que o México da dor e da morte já não pode esconder a sua realidade, o lugar que encheu o mundo inteiro de indignação, o lugar em que o que era dito em segredo se converteu num grito de dor e raiva.

43 estudantes desaparecidos, três estudantes assassinados, dois jovens desportistas assassinados, uma mulher assassinada. Todos eles assassinados e desaparecidos em Iguala, todos eles assassinados e feitos desaparecer pelo Estado. Todos eles assassinados e feitos desaparecer pelo pacto de impunidade da classe política.

Mas agora já não é suficiente falar de impunidade uma vez que as instituições que deviam exercer a justiça não só não o fazem como se protegem a si mesmas dos seus próprios delitos; na realidade estamos perante um sistema que encontra sempre como e a quem punir, de maneira exemplar e espectacular (culpado ou inocente), de maneira a guardar intactos o grande comércio da corrupção e as estruturas brutais de poder que mantêm o país inteiro submerso na violência.

No México o sistema não está corrupto, a corrupção é o sistema. Não é que o Estado esteja a ter zonas fora de controlo mas sim que essas zonas que parecem vazias estão cheias de uma nova mutação do Estado mexicano: o Narco-Estado.

O casal Abarca é um exemplo aterradorda ligação entre governo e crime organizado, mas o pior é que não são o único nem o pior exemplo disso, são precisamente um exemplo do que são actualmente as instituições no México. Em Iguala, os 43 estudantes de Ayotzinapa são igualmente a terrível prova que as acções do Narco-Estado não são apenas contra-insurreccionais, não só procuram a criminalização das lutas, mas procuram o controlo através do terror, procuram o genocídio da esperança.

Neste México destroçado, segurança significa viver aterrorizado, rodeado de militares e polícias, vigiado constantemente. Neste méxico destroçado, as instituições de direitos humanos são usadas para assegurar que os verdadeiros agressores escapem à justiça e continuem a agredir.

Neste México destroçado, o ex-presidente da Câmara de Iguala, José Luis Abarca, é acusado de vários delitos, mas não no que implica reconhecer a responsabilidade, o da desaparição forçada.

Neste México destroçado, Maria de los Angeles Pineda é mantida presa durante 40 dias e Noemí Berumen Rodriguez, que encobriu o casal acusado, é deixada em liberdade, enquanto quem se opõe ao sistema, quem defende a terra, quem exige justiça, quem se solidariza com as famílias dso 43 estudantes que o Estado fez desaparecer, quem explode de indignação, é imediatamente preso.

Neste México destroçado o poder fica escandalizado quando alguém queima uma porta de madeira, mas para as centenas de milhar de mortos, para os milhares de desaparecidos, para os deslocados, só há montagens mediáticas, largos processos burocráticos e falsas condolências, mas nunca justiça.

A mensagem que fica pela forma como tudo foi feito em Iguala, depois dos milhares de mortos e desaparecidos em todo o México, é a de que nenhuma vida vale, que a partir dessas novas instituições a morte é a forma de governar.

Por tudo isto, depois do mundo ter esperado uma resposta acerca do paradeiros dos 43 estudantes desaparecidos através de uma investigação rigorosa, é indigno e doloroso constatar que os investigadores tenham mostrado não só a sua incompetência, mas também uma impressionante falta de um mínimo de respeito para com as famílias das vítimas e através delas para com toda a sociedade, porque o seu único objectivo é de dificultar as investigações a fim de ocultar a verdade.

A indignação aumentou, ultrapassou as praças, crescendo semanas após semanas. As manifestações, as acções, as paralisações, demonstram que apesar das mentiras, das montagens, das calúnias e das mentiras do parte do “governo mexicano”, sempre ausente quando se trata de dar respostas, o povo do México e de outras partes do mundo, fizeram sua a palavra de ordem: “Levaram-nos vivos, querêmo-los vivos!”

Também estão a ser dados passos importantes em muitos lugares dentro e fora do México em que rapidamente se passou a novos gritos que ressoam: # Não acreditamos em vocês #Foi o Estado # Já me cansei #Somos todos Ayotzinapa.

Em Iguala tornou-se visível a lógica política que fez que no nosso país nos doa mais de 180 mil mortos e que continuemos à espera dos mais de 20 mil desaparecidos.

Hoje somamo-nos à raiva activa dos pais e das mães dos estudantes desaparecidos, hoje dizemos-lhes que estamos à espera que os 43 regressem, não acreditamos na farsa com que pretendem varrer esta indignação e esta raiva global. Ayotzinapa é o início de algo, que está crescendo nas salas de aula, nas ruas.

Nestas últimas semanas tem-se gerado um movimento que identifica claramente quem é quem, neste novo processo está-se a perder o medo, torna-se impossível de sermos apenas espectadores e abre-se a possibilidade de perguntarmos: Como fazer para que esta energia social consiga abrir um caminho que permita à sociedade, a partir de baixo, impôr ao governo a verdade com todas as suas consequências? Como poderemos continuamos a avançar nesta nova etapa?

Ayotzinapa não traz apenas sofrimento ao México, é o mundo inteiro que sofre.

#Denuncia detenidos en #Xochicuautla #Edomex

Posted by nodho on November 3rd, 2014

redcontralarepresion

A los compañeros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena
A los compañeros de la Sexta
A la Red Contra la Represión y por la Solidaridad

Compañeroas:

El día de hoy, lunes 3 de noviembre, han sido detenidos ocho compañeros de la comunidad de San Francisco Xochicuautla, municipio de Lerma, Estado de México.
Los detenidos son miembros de la lucha que esta comunidad ha venido llevando a cabo por la defensa de su territorio en contra del proyecto ecocida de la construcción de la carretera Naucalpan-Toluca.

A pesar de que la comunidad ha ganado un amparo en contra de la construcción, desde hace varios días la empresa constructora ha reanudado la tala de árboles, con la protección de granaderos y policía estatal, por lo que los compañeros han hecho una serie de llamados para acciones pacíficas que impidan estas acciones ilegítimas e ilegales.
Hoy se llevó a cabo una de estas acciones pacíficas con presencia de medios, sin embargo, una vez que los medios se retiraron, en un acto de provocación, se echaron a andar las máquinas para continuar la tala, por lo que los pobladores decidieron conformar una valla humana en defensa de su bosque.
Esta acción fue aprovechada por la policía estatal para detener a los comnpañeros:

Francisca Reyes Flores,
Mauricio Reyes Flores,
Armando García Salazar,
Venancio Hernández Ramírez,
Domingo Hernández Ramírez,
Jerónimo Martínez,
Rosa Saavedra
Felipa Gutiérrez Petra.

En estos momentos se está localizando a los compañeros y se investiga cuál es el delito que se les pretende imputar.

Hacemos un llamado a estar alertas para no permitir una injusticia más en contra de este grupo de hombres y mujeres que han puesto el cuerpo y el corazón para defender el territorio donde descansan sus abuelos, donde ha florecido su cultura y donde jugarán sus hijos.

No a la carretera Naucalpan-Toluca
No a la muerte en nombre del dinero

NO MÁS PRESOS POLÍTICOS!!!

Texto de Mario González sobre su excarcelación

Posted by nodho on November 3rd, 2014

mariolibreya.normal

A los pueblos del mundo

A los medios libres

A tod@s l@s desposeíd@s y privad@s de la libertad

En la noche de ayer fui excarcelado gracias a la siempre respetable y muy apreciable solidaridad que ha hecho temblar al despotismo y ha ayudado a que poco a poco la libertad pueda estar presente aunque aun nos falte degustarla con total plenitud, ese momento sólo depende de la construcción del bienestar en nuestro presente y de la lucha conjunta del pueblo por esa libertad que tanto anhelamos.

La dedicación, el compromiso, la solidaridad, el gusto por no respirar aires contaminados de miseria y opresión, sino aires puros de amor, respeto, armonía, orden y bienestar es la fuerza que acabará con la explotación de la humanidad por la humanidad, la que nos liberará a tod@s de todo tipo de cadenas y rejas que frenan nuestra felicidad.

¡Libertad a tod@s l@s secuestrad@s por el Estado!

¡Libertad a Carlos, Amelie, Fallon, Fernando, Abraham y a tod@s l@s pres@s    anarquistas del mundo!

¡Libertad a Alvaro Sebastián y a l@s pres@s del NOTAV!

Libertad a tod@s l@s que vivimos encadenad@s a esta brutal miseria, de nosotr@s depende la abolición de la explotación y la transformción hacia el anarquismo en este presente.

Anarquía, salud y revolución social

Mario

¿LOS DERECHOS HUMANOS AL SERVICIO DE LA VIOLENCIA? #Puebla

Posted by nodho on October 26th, 2014

nodho

¿LOS DERECHOS HUMANOS AL SERVICIO DE LA VIOLENCIA?

Puebla a 26 de octubre de 2014

El 18 de octubre de este año el Gobierno del Estado de Puebla, a cargo de Rafael Moreno Valle, hizo algo inaudito, violar derechos humanos para dar cumplimiento a una recomendación por haber violado derechos humanos.  Para presuntamente dar cumplimiento a la recomendación 2VG/2014 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH,) relativa a la violenta represión cometida por su administración en contra de la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan que resultó en la muerte de José Luis Alberto Tlautle Tamayo de 13 años de edad, alrededor de las 4 de la madrugada de ese sábado, la Policía Ministerial y la Policía estatal realizaron un operativo en esa misma población, en el que de acuerdo con testimonios de vecinos entraron sin una orden de cateo, de manera brutal y violenta a seis domicilios, encañonando a mujeres y niños y sin presentar una orden de aprehensión detuvieron a Florentino Tamayo Ponce, Raúl Contreras Montes, Vicente Juárez García, Álvaro García Xelhua y Fausto Montes .

El 19 de junio de este año el Congreso del Estado de Puebla, por amplia mayoría, aprobó una iniciativa propuesta por el Gobierno del Estado a cargo de Rafael Moreno Valle para una  “Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza por parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado”, ahora conocida como #LeyBala. Muchas organizaciones y personas advertimos los terribles riesgos que presentaba la aprobación de una ley cuyo objetivo central no era proteger los derechos humanos como su título pretendía aparentar, más parecía pretender legalizar el uso de la fuerza, incluso letal, en contra de quien protestara en contra del creciente número de abusos y arbitrariedades de la Administración estatal. El 9 de julio los temores que presentaba la aprobación de la #LeyBala fueron terriblemente confirmados cuando explícitamente se utilizó esa legislación para justificar el operativo de la Policía Estatal para reprimir la protesta en San Bernardino Chalchihuapan en contra del retiro del registro civil de las juntas auxiliares, con los graves y trágicos resultados que el mundo conoce.

Ahora, al Gobierno del Estado de Puebla no le bastó con el insulto que representó para la madre de José Luis Alberto Tlautle Tamayo y para la comunidad de Chalchihuapan el que el gobernador Moreno Valle no se presentara a pedir la disculpa requerida por la CNDH por la agresión cometida y ordenada por su administración (simplemente envió como “representante” a su consejero jurídico); además, en lugar de responsabilidad penal o la necesaria destitución,  la ridícula “amonestación y multa” al Secretario de Seguridad Pública de Puebla, Facundo Rosas Rosas, el mismo que era Comisionado General de la Policía Federal cuando ocurrieron los asesinatos de dos estudiantes de la normal de Ayotzinapa por parte de policías federales en Chilpancingo el 12 de diciembre de 2011; además de todo lo anterior, el gobierno poblano ordena esta nueva agresión. Más presos y más dolor desde las mismas oficinas en contra de la misma comunidad.

En este punto, exigir que el Gobierno de Puebla respete los derechos humanos resultaría ingenuo y por lo visto contraproducente, pues su desprecio en contra de aquellos a los que está obligado a representar llega a límites tan absurdos como creer que los derechos humanos se  respetan violando aún más los derechos de los agredidos.

Nodo de Derechos Humanos

nodhologo


El día 21 de octubre de 2014 el juez de lo penal de Cholula, Alejandro León Flores, dictó auto de formal prisión contra ADÁN XICALE HUITLE, ALEJANDRO PAUL XICALE COYÓPOL, ALBINO TLACHI VALENCIA Y PRIMO MANUEL TLACHI VALENCIA, opositores a la construcción del proyecto turístico denominado “Parque de las siete culturas” proyectado sobre el sitio arqueológico de la Pirámide de Cholula.  Asimismo, existen órdenes de aprehensión en contra de VÍCTOR BLANCO, LEONOR ROMERO BALSECA, KARINA PÉREZ POPOCA, TEÓDULO CUAYA TEUTLE, MAFA LARRIÑAGA MONJARRAS, ROBERTO FORMACIO RAMÍREZ, BRAULIO COYOPOL TENTLE, PAULA SUCULIMA DE LA CONCHA ZIDEL, ARTURO HUELITH TLAPALTOTOLI Y  ARMANDO PÉREZ ZECUIZTL.

Hechos:

El Gobierno del Estado de Puebla, junto con los gobiernos municipales de San Andrés Cholula y San Pedro Cholula tiene proyectada la construcción de un complejo turístico y comercial sobre el basamento del sitio arqueológico de la Pirámide de Cholula, lo cual ha generado numerosas movilizaciones pacíficas de los habitantes de ambos municipios. Una de dichas movilizaciones ocurre el 6 de octubre de 2014,  cuando aproximadamente 3000 personas del municipio de San Andrés clausuraron pacíficamente la presidencia municipal de ese municipio, invitaron al personal que laboraba a salir del edificio y sellaron todas las entradas para que nadie ingresara. El objetivo era exigir la presencia del presidente municipal Leoncio Paisano para que tuviera un diálogo abierto con los ciudadanos de esa localidad, quien anteriormente había violado acuerdos previos con los opositores al proyecto turístico.

El 7 de octubre alrededor de las 03:40 hrs, un grupo de granaderos, fuerzas policíacas municipales, estatales y trabajadores del ayuntamiento de San Andrés ingresaron violentamente al edificio municipal que se encontraba resguardado por aproximadamente 50 sanandreseños. En dicho operativo fueron detenidos ADÁN XICALE HUITLE, ALEJANDRO PAUL XICALE COYÓPOL, ALBINO TLACHI VALENCIA Y PRIMO MANUEL TLACHI VALENCIA. Ese mismo día se estableció una mesa de diálogo entre funcionarios de la Secretaría General de Gobierno de Puebla e integrantes del movimiento “Ciudadanos Unidos por Cholula Viva y Digna” en la que  los funcionarios estatales se comprometieron a liberar a los cuatro detenidos y a cancelar las demás órdenes de aprehensión, acuerdo que fue posteriormente desconocido por el secretario general de gobierno, Luis Maldonado Venegas. Los delitos de los que se les acusa a los ahora presos y a aquellos contra quienes aún no se ejecutan las órdenes de aprehensión son:

Motín, presuntamente cometido en agravio de la seguridad del estado y orden constitucional, representados por el Ayuntamiento de San Andrés Cholula, Pue.

Despojo, presuntamente cometido en agravio del Ayuntamiento de San Andrés Cholula y representado por Paulino Pedro Lozada, síndico municipal y representante legal del Ayuntamiento.

Daño en propiedad ajena doloso

Ataques a las vías de comunicación y a la seguridad en los medios de transporte presuntamente en agravio de la sociedad.

Privación ilegal de la libertad presuntamente en agravio de Jesús Salvador Zaldívar Benavides, Manuel Alonso García, José Héctor Huerta Calvario, Josué Rivardo García Pérez y Enrique Nacer Hernández (funcionarios de gobierno).

Acción solicitada:

•     Llamar por teléfono a las autoridades exigiendo la libertad de los presos políticos de Cholula, el desistimiento de la acción penal en contra de los ahora presos y de aquellos contra quienes existen órdenes de aprehensión y la cancelación absoluta del proyecto turístico “Parque de las siete culturas”.

•    Escribir por correo electrónico o Facebook a las autoridades diciendo o exigiendo la libertad de los presos políticos de Cholula, el desistimiento de la acción penal en contra de los ahora presos y de aquellos contra quienes existen órdenes de aprehensión y la cancelación absoluta del proyecto turístico “Parque de las siete culturas”.

•    Enviar vía Twitter los siguientes mensajes:
o    @LeoPaisanoA @RafaGobernador libertad a los presos políticos y alto a la represión y el despojo contra #CholulaVivaDigna #Puebla
o    @LeoPaisanoA @RafaGobernador No queremos ir a #Puebla a ver proyectos construidos con violencia y desprecio #CholulaVivaDigna

Presidente Municipal de San Andrés Cholula
Leoncio Paisano Arias

Tel: +52 (222) 403 7000+52 (222) 403 7000
Correo-e: paisano.leo@gmail.com
Twitter: @LeoPaisanoA
Facebook: https://www.facebook.com/paisanoleo

Gobernador del Estado de Puebla
Rafael Moreno Valle

Tel: +52 (222) 242 8118+52 (222) 242 8118, (222) 242 4547(222) 242 4547, (222) 242 4597(222) 242 4597
Correo-e: rafael.morenovalle@puebla.gob.mx
Twitter: @RafaGobernador
Facebook: https://www.facebook.com/rmorenovalle

Les agradeceremos envíen también copia a comunicacion@nodho.org, a @nodho o a https://www.facebook.com/nodo.derechos.humanos

Favor de enviar sus llamados antes del 27 de Octubre de 2014

#Ayotzinapa #Compartimoseldolor

Posted by nodho on October 8th, 2014

ayotzinapa

A quienes escuchen en este México de sangre y de dolor.

¿Cómo se puede empezar a escribir una carta pensando en Ayotzinapa sin formular muchas preguntas? El terror y la falta de palabras para describir el sentimiento tan profundo y terrible provocan muchas dudas, inquietudes, corajes y desgarrados pensamientos.

¿Qué nos están diciendo?

Las normales rurales siempre han representado al sector estudiantil comprometido, consciente y pobre en México. Estos centros de estudio durante décadas y décadas han sido cuna de un sinnúmero de personas valientes que aprovechan al máximo la oportunidad de estudiar y de servir al pueblo, de vivir el dolor del pueblo y de luchar junto al pueblo. Son símbolo de rebeldía juvenil, tal vez es por eso que a ellos los agarran, los matan, los queman, los mutilan, los torturan, les hacen todo lo que estos años en México se ha hecho a “criminales”, jóvenes, migrantes, indígenas, mujeres, niños, a miles y miles de personas. Parece que esta MASACRE está representando un quiebre, un punto y aparte, un mensaje que dice: “Así les va a ir a todos los que no se dejen, a los que tengan dignidad”. Parece que el crimen ahora es no ser criminal, porque ser criminal es exactamente lo mismo que ser político, presidente, gobernador, presidente municipal, sicario, policía o militar. El modo en que se hizo esta brutal agresión pone a otro nivel la guerra en México. Es muy corto hablar en este momento de “criminalización de la protesta social”, ahora estamos ante el exterminio del descontento, ante el genocidio de la esperanza. Ese es el mensaje. Eso está detrás.

En días previos a estos hechos de sangre el movimiento estudiantil tomaba fuerza (la sigue tomando), con el 2 de octubre en el aire, con los politécnicos en las calles, con muchas rabias por todo el país. Iguala no llega así porque sí, por problemas municipales, por el narco haciendo de las suyas. Estamos viendo un tipo de “limpieza ejemplar”, ya no castigo, ya no represión, es como si ciertas fuerzas políticas se decidieran a terminar con los rebeldes, los incómodos, los irreverentes, los rojos, de un modo atroz, sin recato alguno, porque hace tiempo que la sensatez y la famosa “legalidad” desaparecieron, como las miles de vidas que han ido quedando “ausentes” en estos años. No estamos ante una crisis de un Estado democrático, estamos ante el auge de un Estado delincuente, que opera con sicarios, con paramilitares mientras se logran terminar de legalizar las injusticias. Entre la masacre de los normalistas en Iguala y su diálogo-espectáculo con los politécnicos en Bucareli, el gobierno de Enrique Peña Nieto y el de Ángel Aguirre, y con los suyos los de todos los gobernantes de este país, de todos los partidos políticos, nos están demostrando su forma de poner “orden”, su forma de ser “respetuosos de los derechos humanos”.

Ayotzinapa nos está doliendo de un modo que aún no podemos describir, nos pone a pensar en una respuesta que aún no está clara, como que en estos diez días el silencio en muchos lugares y personas, el dolor contenido, la impotencia ácida y profunda, la rabia filosa y el terror en los labios, en los corazones, en nuestras mentes nos estuviera poniendo una prueba, una enorme prueba: cómo hacer algo que no sea absurdo, cómo no quedarse mirando, cómo pararlo, cómo decir algo más que NO, que BASTA, que JUSTICIA. De por sí estos últimos años en México como en muchos rincones del mundo se siente que algo falta, que la esperanza no se ve como antes, que no es suficiente, que el futuro no se ve y que la incertidumbre y el horror se vuelven constantes. Mientras que las agresiones del poder, donde sea y como sea son brutales, secuenciales, a niveles más cotidianos, que carcomen y orillan a un aparente “sin sentido y sin rumbo”. De por sí en estos días aunque crece y crece esa indignación, no está bastando la náusea que no sabemos si puede convertirse en impulso. Por eso Ayotzinapa, sus normalistas, nos están doliendo, nos están poniendo de cabeza.

Enrique Peña Nieto y quienes detrás de él operan con el viejo estilo de las dictaduras y con el nuevo discurso de las “democracias”, es decir, con el mejor y más acabado estilo de la perversidad política mexicana, están logrando construir un país en el que el crimen es una política de estado, es decir dónde todo está disponible por un precio adecuado, donde en la relación costo-beneficio cualquier vida es prescindible.  Vivimos bajo un sistema donde se externaliza el costo político, es decir que quien tiene el poder utiliza a otros personajes políticos para que asuman la responsabilidad del horror, y estos a su vez externalizan ese costo político y las consecuencias jurídicas a otros, hasta que al final, cuando toda la clase política se ha logrado deslindar de la masacre, cuando el sistema está a salvo, “llegar a las últimas consecuencias para hacer justicia” acaba significando que metan a unos cuantos de los policías-sicarios que dispararon a la cárcel (y eso en el mejor de los casos).  En Ayotzinapa, como en tantos otros lugares de México, los grupos de poder harán todo lo posible para que la responsabilidad sea de unas cuantas personas “sacrificables”, para  que el sistema de impunidad y de violencia pueda seguir su brutal camino. El sistema político de México no está corrupto, la corrupción es el sistema político de México.

Tenemos que resistirnos a la costumbre de tanta muerte, tenemos que detener esta inercia y tenemos que hacerlo sin caer en las viejas respuestas, sin olvidar la historia. Caminemos, gritemos, pensemos, preguntémonos y hagamos aprendiendo de un modo distinto y construyendo sabiduría colectiva para oponerse a esta barbarie.

Nuestra solidaridad está con los estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”.
Ayotzinapa nos duele.

Enlace Urbano de Dignidad
Nodo de Derechos Humanos
Les trois passants
Comisión Takachiualis de Derechos Humanos
Proyecto de Animación y Desarrollo

Bandera_Yaqui

Jornada Mundial por la Tribu Yaqui del 10 al 12 de Octubre
¡LA TRIBU YAQUI, NO ESTA SOLA!

A las y los compañeros de la SEXTA en México y en el Mundo
A nuestras compañeras y compañeros de la RvsR
A las mujeres y hombres de buen corazón

A casi cuatro años de que se inició la ilegítima e ilegal obra “Acueducto Independencia” por parte del mal gobierno de Sonora, encabezado por Guillermo Padrés, del Partido Acción Nacional,  la Tribu Yaqui continúa luchando por su cancelación, pero no sólo, su resistencia es también por el territorio, la dignidad, el respeto y el reconocimiento de la diferencia. Cuando este pueblo milenario ha privilegiado el diálogo y la organización, la respuesta de los dueños del dinero ha sido el de un profundo cinismo, impunidad, despojo, racismo e impartición de injusticias.

Muestra de ese desprecio es el mantener como rehenes a dos integrantes de la Tribu Yaqui: a los compañeros Mario Luna y Fernando Jiménez. Con el montaje de supuestos “delitos” se pretende intimidar e inhibir la rebeldía yaqui, lo cual ha resultado en un rotundo fracaso. Las mujeres y hombres yaquis continúan con su tenaz resistencia: los bloqueos de carreteras persisten, la organización que por siglos ha existido y les ha permitido conservar su territorio y formas de gobierno está en movimiento. En suma las tribu yaqui sigue ganando esta guerra de extermino, su disposición a la rebeldía seguirá mientras esa guerra continúe.

La Red contra la Represión y por la Solidaridad tiene conocimiento de la historia y lucha de esta tribu guerrera, su lucha es también nuestra lucha, por ello convocamos a una
JORNADA GLOBAL POR LA TRIBU YAQUI: ¡POR LA LIBERTAD Y EL TERRITORIO!
Del 10 al 12 DE OCTUBRE

En la que llamamos a todos los esfuerzos organizativos que componen a la RvsR, a nuestr@s compañer@s de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en el mundo y en el país, y a toda persona honesta a que según sus modos, formas, tiempos, ritmos y geografías realicemos acciones de solidaridad y compañerismo con la Tribu Yaqui, luchando por la libertad de Mario y Fernando, por la cancelación de todas las órdenes de aprehensión a los integrantes de la tribu y por la cancelación del Acueducto Independencia.

En la ciudad de México, nos sumaremos a la marcha convocada por las y los compañeros Yaquis, que se llevará a cabo el viernes 10 de octubre del 2014 del Ángel de la Independencia al Zócalo, a partir de las 16:00 horas.

Que suene fuerte el tambor Yaqui, que la solidaridad de abajo y a la izquierda salga a las calles, porque la libertad no se exige sino se pelea.

¡Libertad a Mario Luna!

¡Libertad a Fernando Jiménez!

¡Alto a la persecución en contra de la Tribu Yaqui!
¡Cancelación del Acueducto Independecia!
Contra el despojo y la represión:
¡la Solidaridad!

Red contra la Represión y por la Solidaridad
(RvsR)

redcontralarepresion